Canal #Psicologia

de IRC-Hispano
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD

Ir abajo 
AutorMensaje
Rannia_41

avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 08/07/2009
Localización : Sevillana

MensajeTema: TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD   Miér Jul 08, 2009 5:58 pm

En principio aclarar, a aquellos que me lo han preguntado, que no soy psicóloga. Si por psicóloga/o se entiende a la persona que tiene amplios conocimientos en psicología y un título en su haber amén de tener la osadía de dedicarse a ello profesionalmente.
Si bien tengo que decir, que por suerte o por fortuna, la vida me ha provisto de práctica itinerante, en tanto en cuanto me ha ofrecido la posibilidad de conocer en interrelacionarme ampliamente con distintos grupos o perfiles sociales en los que se puede aprender psicología al uso y costumbres.

No quiero decir con ello que esto me de la potestad de ejercer de psicóloga ni emitir veredictos o consejos. ¡Dios me libre!
Apenas tengo en mi casa cinco libros de esta materia, y algún puñado de revistas. Suficientes para poder tener un ligero conocimiento científico de algunas definiciones y clasificaciones en base a diferentes tipologías de estados mentales y emocionales. Me gusta la psicología como provecho personal, pues eso te da la posibilidad de autoanalizarte y conocer los distintos estados del comportamiento humano. No sólo es útil para uno/a mismo/a, ante las distintas circunstancias que se puedan plantear, sino que nos ayudará en la relación con los demás y a enriquecer el trato con ellos.

Una vez expuesta mi aclaración, que me sirve de introducción como nueva participante en este foro, quiero ofreceros algo para que hagáis un juego práctico sobre éste tema. Os servirá como catalizador para saber si pertenecéis a alguno de los grupos, o bien para ponerles el rostro y nombre de otros.

TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD

Estos no solo lo tienen personas con enfermedad mental, está comprobado que personas psíquicamente normales, que razonan bien, y con un sentido claro de la realidad, también lo sufren. Si las consecuencias no son graves para él y para los demás se habla de rasgos de la personalidad, si el sufrimiento subjetivo o la inadecuación social son serios y persistentes, estamos ante trastornos de la personalidad. Así que al loro, eh!

Trastorno paranoide de la personalidad. Paranoide

Recuerda al paranoico sin llegar a tener ideas delirantes. Los rasgos más llamativos son: desconfianza, suspicacia, susceptibilidad, no aceptan críticas, creen tener siempre razón y que la culpa es de los demás. Tienden a los celos. Son orgullosos, fríos, con escaso sentido del humor y de las manifestaciones de ternura.

Trastorno Esquizoide y el Esquizotípico de la personalidad

Son formas emparentadas con la esquizofrenia. El esquizoide es frío, distante sentimentalmente, indiferente a lo que opinen de él, solitario, con pocas amistades. El esquizotípico tiene los rasgos del esquizoide, pero además trastornos del pensamiento, de la conducta, del lenguaje y de la percepción, que recuerdan más a la esquizofrenia sin llegar a su gravedad. Algunos tienen la sensación de fuerza interna, de “presencia”, de clarividencia, de telepatía, etc., que los llevan a actuar como médiums, adivinos, futurólogos, etc. Con frecuencia son extravagantes en el vestir, en ambientación de su hogar y en el lenguaje.


Trastorno Histriónico de la Personalidad.

Al contrario que los anteriores, el histriónico está siempre pendiente de lo que opinen los demás y los trata de impresionar con una conducta teatral y llamativa. Logran hacer amistades con facilidad, pero se convierten en posesivos, exigentes egocéntricos, reclamando la atención, pretenden estar “en escena” de modo permanente. Son muy activos, inquietos, vanidosos y con reacciones desproporcionadas a los conflictos interpersonales.

Trastorno Narcisista de la Personalidad.

El narcisista no busca atención como el histriónico (con el que le asocian rasgos comunes) sino preferentemente admiración. Tiene un concepto hipervalorado de sí mismo, fantasías de talentos, de cualidades y de éxitos, y el empeño de que los demás las acepten como reales. Exhibicionismo, tendencia de utilizar a los demás.

Trastornos de la Personalidad por Evitación

Padecen una actitud hipersensitiva. Sufren tanto con cualquier crítica, rechazo, desaire, ridículo o vergüenza, que son incapaces de actuaciones, como hablar en público, salir a bailar de los primeros, interpelar en una reunión, iniciar amistades, etc. Como consecuencia pierden oportunidades de sobresalir y de relacionarse, pero al contrario que el esquizoide( al que no le importa), anhelan desesperadamente estos logros perdido. Excesiva autocrítica. Sólo aceptan de buen grado el trato con personas de las que saben que les son incondicionales.

Trastorno de la Personalidad por Dependencia.

Están inseguros de sí mismos y aceptan depender de los demás, y que éstos (cónyuge, familia, amigos) tomen las decisiones importantes y, en suma, les manejen su vida. Soportan abusos de los demás con tal de lograr este apoyo.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Estos son algunos de los más característicos que se pueden ver. Otros post, los dedicaré a los trastornos más serios, como puedan ser: esquizofrénicos, psicópatas y paranoicos.
Pero ¿ A qué ya le habéis puesto rostro a algunos de estos?. jijijjjijiji
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edu

avatar

Cantidad de envíos : 91
Fecha de inscripción : 05/02/2009

MensajeTema: Re: TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD   Miér Jul 08, 2009 6:10 pm

Saludos, Rannia_41, y bienvenida al foro.
Personalmente, me ha gustado mucho tu post, y me gustaría añadir uno que me parece curioso y del que creo que hay poca información, por lo que lo desarrollaré un poco más. Me parece interesante este tema, y creo que se pueden aportar muchos más en este mismo hilo Smile

Trastorno por estrés postraumático

Se origina tras haber sufrido u observado un acontecimiento altamente traumático (atentado, violación, asalto, secuestro, accidente, etc.), en el que está en juego la vida de las personas. Las imágenes de la situación traumática vuelven a reexperimentarse una y otra vez (flashback), en contra de la propia voluntad, a pesar del paso del tiempo, imaginándolo con todo lujo de detalles, acompañado de intensas reacciones de ansiedad (preocupación, miedo intenso, falta de control, alta activación fisiológica, evitación de situaciones relacionadas, etc.)

Se concede mucha importancia a estas imágenes y a la ansiedad que provocan. Se desarrollan muchos pensamientos relacionados con el acontecimiento traumático y con sus consecuencias. Se concede mucha importancia también a estos pensamientos, que generan más ansiedad, más estrés, más inseguridad. El mundo se percibe como altamente peligroso. Se suele perder la sensación de control sobre la seguridad propia. Se recuerdan muchos detalles de la situación, o las sensaciones vividas en los momentos del suceso, con gran viveza, con gran intensidad, y con una alta frecuencia. Esas sensaciones visuales, auditivas, táctiles quedan profundamente grabadas en la memoria y poseen una alta relevancia entre cualquier otro recuerdo.

Las imágenes y las sensaciones pueden volverse intrusivas (acuden una y otra vez a la mente, produciendo malestar), especialmente si se pretende evitarlas.

El pensamiento, el diálogo interno del individuo, no sólo provoca más ansiedad, sino que tiende a generar sentimientos de culpa, por lo que se hizo, por lo que no se hizo, porque no se estuvo a las circunstancias, por... toda una serie de motivos poco realistas, bastante irracionales, de autoexigencia. También son frecuentes los sentimientos de indefensión e impotencia. El pensamiento también produce mucha ira, sentimientos de hostilidad, de rabia, e imágenes de agresión contra el agente que ha generado el daño, o se considera que lo ha generado.

Con todo ello se produce un estado emocional en el que predominan la ansiedad, la culpa, la ira, la rabia, la hostilidad, a veces la vergüenza, y con mucha frecuencia la tristeza e incluso la depresión. Este estado emocional produce un fuerte malestar psicológico, alta activación fisiológica y problemas de conducta a la hora de readaptarse a las distintas facetas de la vida cotidiana.

Sin embargo, es frecuente que las personas que están experimentando este estado emocional no puedan y no quieran expresar sus emociones. Algunas, tienen también dificultades para experimentar estas emociones, que dicen deberían estar experimentando como las personas de su alrededor.

Muchas personas desarrollan algunos de estos síntomas de estrés postraumático a pesar de no haber estado en la situación traumática. La probabilidad de que esto suceda depende de la valoración y grado de implicación que se hace del acontecimiento traumático. Si una persona concede la máxima valoración a lo sucedido y comienza a sentirse vulnerable porque se siente implicada ("podría haberme sucedido a mí") tiene más probabilidad de desarrollar algunos síntomas del estrés postraumático.

Las víctimas necesitan apoyo social de las personas que les rodean, necesitan que vuelva a fluir la comunicación, que ventilen (hablen) sus pensamientos, imágenes, emociones, etc., necesitan reelaborar todo ese material. En la medida en que se lleve a cabo bien o mal esta reelaboración, así será la gravedad de los síntomas después del trauma.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rannia_41

avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 08/07/2009
Localización : Sevillana

MensajeTema: Re: TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD   Miér Jul 08, 2009 8:28 pm

Muy interesante medium.

Sí, ese tipo de trastorno es la respuesta anormal en intensidad o duración a conflictos, disgustos, tragedias, la muerte de un ser querido, etc. Se la llama también depresión exógena o reactiva.

Es una reacción normal en su origen pero que se sale de su cauce y desarrollo normales. También (según el criterio clasificador) se denomina depresión neurótica o depresión psicógena, (en esencia dicen lo mismo, exógena= viene de causa externa; psicógena=generada por conflictos psicológicos) y puede sobrevivir a una persona que fue emocionalmente normal hasta ese momento, o sobre una disposición anómala del carácter melancólico.

El tratamiento ha de ser psicoterápico (terapia de conducta, cognitiva o analítica).
Los síntomas, además de los que has expuesto suelen ser parecidos a los de la depresión endógena, es decir la depresión que se supone no procede de agentes externos:

a) Trastornos del ánimo. El paciente está triste, llora o desea hacerlo, siente intensa angustia y desconsuelo.

b) Trastornos del impulso. Ausencia de energía, de vitalidad, queda apático, cualquier tarea trivial le parece abrumadora (inhibición spicomotriz)

c) Trastornos en la valoración de si mismo y de sus circunstancias. Pesimismo, desesperanza, ideas de acusación o de indignidad, de ruina, de negación.

d) Síntomas somáticos. Insomnio, pérdida de peso, anorexia, estreñimiento


lol!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kriptos

avatar

Cantidad de envíos : 201
Fecha de inscripción : 07/02/2009

MensajeTema: Re: TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD   Jue Jul 09, 2009 9:19 pm

Muy buen post Rannia_41 , un buen repertorio de perfiles, muy interesante el tema


saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rannia_41

avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 08/07/2009
Localización : Sevillana

MensajeTema: Re: TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD   Lun Jul 27, 2009 7:09 pm

Bueno para seguir con este tema voy a colgar otro de los grandes trastornos de la personalidad que al parecer y según las estadísticas cada día crece el número de los que la padecen. Al parecer nuestro descontrol de vida puede producirlo aunque hay un factor hereditario en ella.


ESQUIZOFRENIA




Entre la variedad de enfermos mentales, existe un grupo que corresponde en líneas generales a lo que la gente entiende como “loco”, “enajenado”, “demente”, o con “pérdida de la razón”.
A finales del pasado siglo, Kraepelin dio a la enfermedad el nombre de “demencia precoz”, pues aparece en edades tempranas (precoz) y lleva en muchos casos a un profundo deterioro intelectual (demencia). Posteriormente Bleuler acuñó el término “esquizofrenia”, con el que hoy se conoce la enfermedad (que se sospecha, engloba enfermedades distintas con aspecto común).


CARACTERISTICAS GENERALES DE LOS SINDROMES ESQUIZOFRENICOS.

La mente esquizofrénica se rige por leyes nuevas, diferentes de las de toda persona normal y de las de cualquier otro enfermo psíquico. Por ello el esquizofrénico resulta incomprensible psicológicamente; el espectador no comprende las vivencias del esquizofrénico. Ante un maníaco depresivo o un paranoico el observador se percata del sentido patológico de las vivencias del paciente, pero las comprende, se imagina lo que siente el enfermo. Ante el esquizofrénico, por el contrario el espectador no entiende de dónde le vienen al paciente sus extrañas ideas y conductas. Domina el cuadro clínico un colorido especial de absurdidad.
Los síntomas esquizofrénicos tienen un sello indefinible de extrañeza. Se intercalan sucesivamente síntomas de perturbación mental (delirios, incoherencia, alucinaciones) con rasgos de comportamiento normal y buen rendimiento de las tareas.

La extrañeza que siente el espectador también le padece el enfermo, especialmente en los primeros estadios de la enfermedad. No comprende lo que le pasa a él ni lo que ocurre en torno suyo, por lo que se establece una ruptura de contacto con la realidad. El esquizofrénico tiende a refugiarse más y más en su mundo interior aislándose del ambiente, fenómeno que se conoce como autismo esquizofrénico.

Los síntomas esquizofrénicos aparecen con claridad de la conciencia, se perciben con nitidez y no de modo confuso como en los estados de obnubilación. Se han intentado delimitar los llamados “síntomas primarios” o síntomas “patognomónicos”, cuya presencia decidirá el diagnóstico. No hay acuerdo total pero la mayoría acepta como fundamentales los siguientes:

1)Sonoridad del pensamiento (el enfermo “escucha” su pensamiento y creen que otros también lo oyen)
2)Voces dialogadas ( alucinaciones auditivas de personas que hablan entre sí)
3)Voces que comentan la propia actividad (las alucinaciones auditivas “hablan de él”)
4)Vivencias de influencia corporal ( sienten que manipulan en el interior o exterior de su cuerpo, que éste se modifica en tamaño, composición, etc.)
5)Intervención del pensamiento (“no me dejan pensar”, o “me obligan a pensar en…” “cuentan lo que pienso”, etc)
6)Percepción delirante (atribución de significado absurdo o cualquier hecho u objeto)
7)Sentimientos y acciones interferidos ( le impiden o imponen actos o emociones)
8)Conducta catatónica ( alteraciones en el movimiento o posturas, negativismo, etc).

FORMAS CLÍNICAS. Según los síntomas dominantes se delimitan cuatro formas clínicas:

a)Tipo desorganizado. Domina la incoherencia, el carácter insípido, vacío, del psiquismo del paciente. Conducta extraña, muecas, posturas extravagantes. Profundo aislamiento social y progresivo deterioro, sin periodos de clara mejorìa.


b)Tipo catatónico. Los trastornos más llamativos son de los movimientos y de la expresión. Existe una modalidad llamada flexibilidad cérea en la que el paciente adopta pasivamente posturas impuestas, como si fuese una estatua de cera moldeable. Mutismo, estereotipias (repetición amanerada de gestos o actos improcedentes), negativismo, estupor, agitación.


c)Tipo paranoide. En el que predominan las ideas delirantes sobre los restantes síntomas. Las ideas tienen contenidos parecidos a la de los paranoicos (grandeza, persecución, celos, etc), pero sin la sistematización de la paranoia. En la esquizofrenia, las ideas delirantes son mucho más absurdas, extravagantes y sin argumentación coherente; surgen de la propia enfermedad y no de las vivencias del sujeto.


d)Tipo indiferenciado. Presenta síntomas psicóticos claros de enfermedad mental sin que encaje claramente en una de las formas procedentes.

PRESENTACION Y CURSO. En ciertas familias hay una clara predisposición. Es de aparición precoz, generalmente en la adolescencia o juventud. Cursa en periodos o “brotes”, con periodos de mejora parcial. Después de cada brote suele acentuarse el nivel de deterioro o defecto esquizofrénico. Es de mejor pronóstico cuando la personalidad era vigorosa y estaba bien adaptada socialmente antes de enfermar, y cuando hay un claro factor desencadenante.

TRATAMIENTO. Es mixto, con medicaciones ( neurolépticos), tratamientos biológicos y psicoterapia. Si el paciente mantiene la medicación es menos probable una recaida.



Espero que os fascine el tema y que si quereis aporteis nuevas tesis y argumentos, o quizás vuestras experiencias al respecto si habeis tocado la enfermedad, bien sea porque la padezcais o por estar en contacto con algún familiar o amigo que la tenga,,,,


Un saludo de ranni,,,jijijiji flower



lol!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rannia_41

avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 08/07/2009
Localización : Sevillana

MensajeTema: Re: TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD   Miér Jul 29, 2009 9:51 pm

Un compañero del chat me comentaba anoche que sufria de trastorno bipolar, que es un tipo de trastorno que sufren pocos, pero que está ahí. Para seguir con este tema, voy a colgar la información de que dispongo resumida. Vuelvo a insistir de que podeis hacer los comentarios que querais al respecto, sobre cualquiera de los trastornos que voy poniéndo.


DEPRESIÓN BIPOLAR



Una misma persona puede sufrir alternativamente fases de euforia maníaca y otras de depresión. Se llamaba tradicionalmente “psicosis maníacodepresiva” y ahora “depresión bipolar” o “trastorno afectivo mayor”. Los síntomas en la fase depresiva son idénticos a los que tiene una persona que sólo sufre depresiones (depresión unipolar), y los de la fase maníaca los mismos de un enfermo que sólo tiene fases maníacas. Pueden pasar de una tristeza profunda, desproporcionada (depresiones) a una alegría y euforia inmotivadas (manía).


PRESENTACIÓN Y CURSO. Existe una clara predisposición genética. El primer episodio suele aparecer antes de los treinta años. Remiten espontáneamente y de modo más rápido con la medicación. Una vez superado el episodio maníaco o depresivo hay intervalos de normalidad absoluta entre una y otra fase. Con la edad las fases patológicas se hacen más frecuentes y duraderas y, al mejorar de una puede iniciar la siguiente. Las depresiones son más frecuentes en las mujeres.


RIESGOS. Es una enfermedad sin deterioro, una vez superada “no deja residuo”, hasta que aparece la próxima fase (puede tener sólo una en toda su vida). El peligro está para el maníaco en que durante su euforia se arruine o desprestigie; y en las depresiones hay que tener en cuenta el vehemente deseo de “no vivir”, con tendencia al suicidio.


TRATAMIENTO. Las depresiones responden bien a los timolépticos tricíclicos y a los inhibidores de la monoaminooxidasa. Las fases maníacas se atenúan y abrevian con neurolépticos. En muchos casos de psicosis maníaco depresiva (el 80 por 100) el tratamiento continuado con sales de litio evita la aparición de nuevas recaídas intensas. En los casos resistentes a otra terapéutica, y que presentan alto riesgo, se sigue empleando el ETC.



Un saludo. flower
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kriptos

avatar

Cantidad de envíos : 201
Fecha de inscripción : 07/02/2009

MensajeTema: Re: TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD   Jue Jul 30, 2009 6:50 am

Faltan la distimia y la fobia social, pero si no tengo tiempo lo puede poner otro bounce
aunque hay otras interesantes que he estado viendo y que no conocia
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rannia_41

avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 08/07/2009
Localización : Sevillana

MensajeTema: Re: TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD   Miér Ago 05, 2009 11:09 pm

Kriptos no pienso darte el gusto. Búscalos tú solito y luego vienes y lo cuentas con detalle,,,,ejem.
Yo voy a seguir con éste tema hablando de la Neurosis y enumeraré sus tipos y formas. Por si hay algun neurótico/a en la sala affraid




NEURÓTICOS. TIPOS DE NEUROSIS


A lo largo de la historia son numerosos los ejemplos de personajes cuya personalidad presentaban claro rasgos neuróticos, como era el caso de Hitler, en los inicios de su “carrera”. Cuando dichos rasgos coinciden además con los de toda una sociedad, tanto uno como la otra pueden evolucionar hacia formas mucho más trágicas de “enfermedad mental” colectiva (Agencia EFE)





¿QUÉ ES LA NEUROSIS? TIPOS

Es el conjunto de síntomas psíquicos y emocionales producidos por un conflicto psicológico y se han hecho crónicos. En la neurosis se conserva la capacidad de razonar coherentemente.

El término neurosis se mantiene por tradición. Lo utilizó por primera vez Cullen en el siglo XVIII al suponer que el sistema nervioso era el causante de enfermedades emocionales. Freud por el contrario pensó que conflictos psíquicos internos generan angustia y que esa angustia y los mecanismos de defensa contra ella hacer aparecer los síntomas neuróticos.

Para considerar a un sujeto neurótico es preciso que:

a)Los síntomas sean intensos y reaparezcan con frecuencia.
b)Se percate que esos síntomas lo perturban y desee liberarse de ellos.
c)El comportamiento inducido por sus síntomas no sea antisocial, aunque las manifestaciones de neurosis además de hacerle sufrir a él, molesten a otras personas.
dEl trastorno no sea una reacción pasajera ante el estrés.
e)No proceda tampoco de una lesión o alteración funcional de base orgánica.



1-NEUROSIS OBSESIVO-COMPULSIVA


En enfermo vive tanto la obsesión (pensamiento que no se puede desechar) como la compulsión (acto que el sujeto se ve impulsado a realizar) como ordenes que siente surgir dentro de sí mismo y que debe obedecer pese a que las considera absurdas, patológicas, anormales y perjudiciales; si se resiste nota una angustia creciente hasta que tiene que ceder.

Las obsesiones y las compulsiones se dan combinadas en el misma persona, formando la neurosis “obsesivo-compulsiva”, aunque en un enfermo determinado puedan dominar claramente síntomas de uno de los dos tipos.


¿Tiene el individuo normal obsesiones y compulsiones?

Igual que los restantes síntomas neuróticos, las obsesiones y compulsiones aparecen en cierta medida, en casi todas las personas. Son más frecuentes en la infancia. Los niños tienen compulsiones a pisar las rayas del pavimento, a dar golpes a todos los postes, a canturrear durante horas el mismo estribillo, etc. En los adultos aparecen ocasionalmente en la mente frases o ideas que resisten durante horas o días todos los intentos del individuo de arrancarlas de su pensamiento, al igual que ocurre con trozos musicales, estribillo que aparecen de modo obsesivo.
Uno de los aspectos más frecuentes de las obsesiones y compulsiones es el carácter de duda patológica. En el siglo pasado se llamaba a este tipo de neurosis “enfermedad de la duda” o “locura de la duda”. En personas normales a parecen con distinta intensidad dudas obsesivas del tipo de los escrúpulos religiosos (pecados, confesión, etc), duda de si cerró los grifos, si apagó la luz, si lleva los billetes de avión, si perdió la cartera, etc. Y lo comprueba una o varias veces, aunque sabe que no hay motivo (es el mismo mecanismo de la enfermedad pero en miniatura). Igualmente son frecuentes las compulsiones a dejar las cosas en un orden determinado: los cajones cerrados, los zapatos de modo similar a como se llevan en los pies y no con las puntas hacia fuera, etc.


Cuadro clínico de la neurosis obsesivo- compulsiva

Consiste simplemente en la exageración de estos fenómenos habituales. Los casos intensos suponen una verdadera tortura para el enfermo, que queda inutilizado para la vida normal.
Ejemplo: un enfermo que tiene que lavarse las manos 30 veces, si duda si lo ha hecho mal la primera vez, tiene que repetir el ciclo otros 30 lavados.
Precisa realizar un complejo ceremonial antes de ponerse cada prenda de ropa, que se quita y coloca siete veces antes de pasar a la prenda siguiente, y si se le interrumpe o se le distrae, ha de comenzar de nuevo, con lo que el acto de vestirse dura varias horas. Como consecuencia, acaba perdiendo su empleo al que llega tarde a diario, tiene una lesión de la piel de las manos por tanto lavado, etc. Acentúa su sufrimiento la clara conciencia de que todo es injustificado, absurdo, ridículo y enfermizo, y , sin embargo, no puede sustraerse a la tiranía de la enfermedad.


Psicodinamia. Las neurosis obsesivo-compulsivas se elaboran sobre una forma especial del carácter: el carácter obsesivo. Este carácter es fruto de influencias ejercidas en la infancia por los padres del enfermo, de los que uno también suele ser obsesivo, pues la enfermedad no es hereditaria pero se transmite por “contagio emocional”. Los padres del obsesivo-compulsivo suelen ser inseguros, rígidos con severidad excesiva, despegados o, al menos, poco expresivos con el niño. En este ambiente el futuro enfermo se forma un “superego” (personalidad con niveles muy altos de autoexigencia) una hostilidad hacia sus padres que le provoca sentimientos de culpa y con ellos intensa carga de ansiedad y los mecanismos de rechazo, represión y luego desplazamiento y sustitución hacia los síntomas obsesivos que en realidad sólo son símbolos de estos conflictos internos. El obsesivo es perfeccionista, para defenderse de los sentimientos de culpa que lo acosan. Suele ser también minucioso, detallista y con un agudo sentido de crítica que para su desgracia suele ejercer también para sí mismo y sus actos. Muestra una notable indiferencia afectiva, que no es real, sino una máscara que se ha impuesto, al temer las consecuencias de sus emociones.

El tratamiento es fundamentalmente psicoterápico, para buscar y neutralizar el impulso o temor reprimido que se esconden bajo el disfraz de los síntomas obsesivos-compulsivos. Algunos se alivian con tratamientos farmacológicos con timolépticos (medicaciones antidepresivas); hay casos en los que los síntomas desaparecen por completo. En general, es una enfermedad muy resistente a todos los tratamientos. El enfermo suele preguntarse si no es el principio de una forma de locura, ya que unos síntomas tan irrazonables le hacen temer perder la razón. Nunca evoluciona hacia una psicosis, el obsesivo conservará la razón aunque no puede portarse “razonablemente”.

El próximo día más,,,, flower



Saludos neuróticos lol!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bradley

avatar

Cantidad de envíos : 16
Fecha de inscripción : 05/02/2009

MensajeTema: Re: TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD   Vie Ago 07, 2009 4:38 am

muy buen post Rannia, gracias
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rannia_41

avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 08/07/2009
Localización : Sevillana

MensajeTema: Re: TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD   Jue Sep 10, 2009 7:53 pm

Se clasifican en: “desordenes sexuales” (inadecuada elección de objeto), “disfunciones sexuales” (déficit del deseo sexual o del orgasmo) y “trastornos de la identidad sexual” (rechazo de los caracteres anatómicos propios, masculinos o femeninos).



DESORDENES SEXUALES O PARAFILIAS.


ZOOFILIA. Desviación de la fuente de atracción sexual, en la que la excitación se obtiene de forma preferente o exclusiva con animales, que pueden ser utilizados para el coito o entrenados para que tengan participación activa.

FETICHISMO. Sólo consigue la excitación sexual a través del estímulo de un objeto (fetiche). Los objetos fetichistas más frecuentes son ropa interior o zapatos, botas o adornos de mujer (el fetichismo como la mayoría de las parafilias, se observan casi exclusivamente en hombres). En la mayoría de los casos se recoge el antecedente de la relación con ese objeto femenino (perteneciente a la madre u otra mujer del hogar) en las primeras excitaciones sexuales de la infancia. El papel del fetiche se refuerza después al utilizarlo, en la realidad o en la fantasía, en la masturbación. Puede ser en la vida adulta el único copartícipe en la actividad sexual, o utilizarlo en presencia de la pareja, pues sin el fetiche no tiene erección. Provoca sentimientos de humillación y culpa, y decepción o remordimiento o resentimiento en la pareja.

TRAVESTISMO. En el travestismo hay una satisfacción sexual específica por vestirse con ropas del sexo opuesto (es mucho más frecuente en hombres). Si se le priva de esta apetencia, el travestido se siente desgraciado. Al inicio, el varón suele ser heterosexual y realiza el revestimiento con alguna prenda femenina ocasionalmente y en privado. El curso suele ser progresivo, viste ya preferentemente, se mueve, habla, y se porta como el otro sexo y las relaciones tienden a ser homosexuales. Se inicia en la infancia. Algunos travestidos evolucionan hacia el transexualismo.


PEDOFILIA. Tendencia a realizar actos o fantasias sexuales exclusivamente con niños, o al menos de modo preferente. Hay dos tipos de comportamientos: los inclinados a niños, y los que orientan su pedofilia hacia niñas. Los segundos son dos veces más frecuentes, prefieren niñas de corta edad, suelen limitarse a mirarlas, desvestirlas o tocarlas. Casi siempre son hombres casados y conocen a la niña y a su familia.. los del otro grupo (preferencia por niños) son homosexuales o solterones, eligen niños algo mayores. La pedofilia suele iniciarse en la edad media y siegue en la vejez.

VOYERISMO. El voyerista obtiene la satisfacción sexual y el placer sexual observando clandestinamente a personas que se desvisten, están desnudas o a parejas en actos sexuales. Suele masturbarse durante sus espionajes y utiliza este recuerdo como estímulo para otras masturbaciones. No hace intentos de relación con las personas observadas. Presenciar desnudos o actos sexuales es un estímulo excitante para personas normales, hombres y mujeres, y el estímulo visualprocede y acompaña a la relación sexual. En cambio el voyeur extremo sólo obtiene excitación por ese procedimento. No se consideran enfermos, por lo que no acuden a las consultas y sólo se conocen cuando son detenidos. El voyeur suele ser una persona tímida, hijo único o el menor de la familia.

EXHIBICIONISMO. Al igual que el Voyeur, el exhibicionista no intenta mantener contacto directo con la persona elegida, se limita a exhibir repentinamente sus genitales a un extraño y frecuentemente se masturba en ese acto. La sorpresa o sobresalto del espectador parece jugar un papel importante en su excitación. Algunos individuos repiten esa misma conducta pero sin erección ni masturbación. El trastorno se manifiesta externamente a partir de los veinte años. La tendencia al exhibicionismo decrece después de los cuarenta años.

SADISMO SEXUAL. El individuo consigue placer sexual humillando o provocando sufrimiento físico a la pareja, que puede ser partícipe obligado o voluntario. Los casos graves tienden a una progresiva intensificación del sufrimiento provocado, y llega a estar en peligro la integridad física e incluso la vida de la pareja. El trastorno comienza en la infancia con fantasías sádicas. Puede seguir toda la vida en el plano de la fantasía acompañando imaginariamente relaciones normales en apariencias o evolucionar a su materialización. Es de muy difícil tratamiento.

MASOQUISMO SEXUAL. En este caso, la excitación sexual proviene del propio daño físico o humillación, que el sujeto solicita o acepta de su pareja, o casos graves, en los que ha sufrido mutilaciones, tienden a repetirse. Igual que en el sadismo sexual, puede suponer la muerte.




Para el siguiente dia,,,,más,,, Laughing


De nada Bradley,,,, Saludos masocas affraid de Ranni flower
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD   

Volver arriba Ir abajo
 
TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Podcasts sobre autoestima, trastornos de ansiedad, y otros
» Cuáles son los trastornos de ansiedad más comunes
» test tibetano de personalidad (solo 4 preguntas,bastante acertante)
» Test de personalidad Big Five
» Miradas y personalidad

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Canal #Psicologia :: Canal #Psicologia de IRC-Hispano :: Foro General-
Cambiar a: